Inicio Número 25 Zacatecas: el lugar al que nada le falta

Zacatecas: el lugar al que nada le falta

Compartir

La ciudad con rostro de piedra y corazón de plata, es un lugar que inmediatamente te dejará boquiabierto. Ubicado en el centro de México, Zacatecas es un lugar empapado de historia, tradición, arquitectura y cultura, sin mencionar que es considerada como la principal ciudad minera y platera.

Ubicado en el centro del país y a tan sólo cuatro horas de Guanajuato, Zacatecas cuenta con una localización importante, ya que se encuentra en la intersección de carreteras que comunican al centro con el bajío y el norte, así como a las ciudades al este y oeste.

Los orígenes de esta bella ciudad, datan del siglo XVI, al descubrir un yacimiento de plata. En dicha época, Zacatecas era un centro minero de gran importancia, apreciado y considerado de esta manera por sus minerales. Sin embargo, su etapa de mayor esplendor fue en los siglos XVI y XVII, ya que en su momento producía un quinto de la plata mundial.

Un poco de historia

Zacatecas siempre ha estado en una posición clave, tanto en la actualidad como en el año de 1914, cuando su ubicación fue un factor de gran importancia para que el general Francisco Villa, quien se encontraba a cargo de la División del Norte, pudiera obtener la victoria en una de las batallas que definirían el destino de la Revolución Mexicana, es decir, la Toma de Zacatecas, en la cual se peleó contra el ejército federal, comandado por Victoriano Huerta.

En este momento histórico, la posición de Zacatecas se consideraba estratégica, ya que era el punto central de comunicación en la zona norte de México y por encontrarse entre el cerro de la Bufa y el cerro del Grillo, el primero le daba cierta facilidad al Ejército de Villa, ya que la falta de vegetación y abundancia de rocas, les permitía ocultarse y avanzar con más libertad y sin ser vistos hacia la Ciudad de México, después de librar una sangrienta batalla contra el Ejército Federal, que tenía tomada la ciudad en ese momento. La División del Norte obtuvo la victoria y los federales ya no se pudieron recuperar.

Actualmente, quienes llegan a la cima del Cerro de la Bufa, pueden visitar la capilla de Nuestra Señora del Patrocinio y la Plaza de la Revolución Mexicana, en la cual se conmemora a los legendarios personajes de aquella época con algunas esculturas que hacen referencia a los mismos y a la batalla librada por el General Villa. Asimismo, se puede visitar el Museo de la Toma de Zacatecas, en donde se exponen una serie de objetos utilizados en la lucha, los cuales te transportarán a la época de la Revolución.

Una ciudad Minera

Zacatecas es reconocida por su patrimonio minero. Una de las minas más importantes es conocida como El Edén, la cual, gracias a su vasta producción de plata y oro, llegó a su máximo esplendor en los siglos XVII y XVIII. Sin embargo, debido a problemas en los túneles, esta mina, en 1960 se dejó de explotar y en 1975, pasó a ser un centro turístico. Cabe mencionar, que, en el año 2005, la mina se remodeló, convirtiéndolo en uno de los lugares favoritos de visitantes extranjeros y nacionales. La tecnología utilizada hace que esta visita sea inolvidable, ya que las luces y los efectos de sonido harán que quede en tu memoria. Puedes recorrer los túneles a pie o en un tren. En tu paseo, te acompañarán guías quienes, con historias, te transportarán a la época de máximo esplendor de la mina.

Además, a 60 kilómetros de la ciudad, en el municipio de Fresnillo, encontrarás otra mina subterránea, que igualmente ofrece un tour que termina en un mirador, donde tendrás una vista inigualable de todo el municipio.

Cada diciembre, Zacatecas recibe a miles de peregrinos, quienes llevan juguetes al Santo Niño de Atocha, quien es considerado como el protector de los mineros.

Más que una ciudad minera

Pero la Ciudad Rosa, llamada así por sus construcciones en cantera rosa, es mucho más que una ciudad minera. En ella podrás encontrar edificios civiles y religiosos de diferentes estilos como barroco, novohispano, churrigueresco, neoclásico y neogótico. El edificio religioso más destacado es la Catedral de Zacatecas, la cual está dedicada a la Virgen de la Asunción. Este imponente edificio barroco de cantera rosa, construido ente los años de 1730 y 1760, es el atractivo principal del centro.

Ciudad patrimonio

Con 2 mil 673 metros de altitud, Zacatecas es oficialmente la segunda ciudad más alta del país, debido a ello, a su hermosa arquitectura, callejones mágicos y sus más de 3 mil 440 monumentos históricos, en 1993 fue declarada como Ciudad Patrimonio por la UNESCO. Registrando al Centro Histórico de la ciudad como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Al estar catalogada como una de las ciudades con más museos en el país, Zacatecas es una ciudad llena de cultura. En tu visita a este mágico lugar, no puedes dejar de ir a estos espacios recreativos, los cuales son el hogar de importantes colecciones, no sólo nacionales, sino que también de culturas lejanas como la griega y la egipcia, por mencionar algunas. Asimismo, se encuentra presente la civilización precolombina. Los museos no sólo son de carácter histórico, sino también estético, ya que en algunos de ellos podrás encontrar manifestaciones artísticas de diferentes periodos. Realizar una visita a estos sitios permitirá ubicarte en la historia y entender el lugar en el que estás presente.

¿Qué visitar?

Seguramente, en tu estancia en Zacatecas, te preguntarás cuáles son los lugares obligados para visitar. Aparte de las minas, los museos y la Catedral, hay muchos lugares a los que puedes ir, uno de ellos es el Templo de Fátima, destaca por su belleza arquitectónica de estilo gótico, con finos vitrales que relatan historias bíblicas y con la típica cantera rosa de Zacatecas. La construcción dio inicio en 1950, a cargo del arquitecto Dámaso Muletón, reconocido por haber construido una de las torres de la Catedral. El proyecto finalizó el 13 de mayo del año 2000, hecho que hizo que la iglesia fuera dedicada a la Virgen de Fátima.

El ex Templo de San Agustín, es otro ejemplo de la impactante arquitectura zacatecana. En 1617, la orden Agustina inició la construcción, terminándola en 1782. Sin embargo, el templo tuvo que reconstruirse ya que, debido a las Leyes de Reforma, comenzó a decaer. Actualmente, en este imponente edificio, antiguamente religioso, se llevan a cabo eventos culturales. En sus muros se proyecta con tecnología de punta el proceso de reconstrucción del templo, es una experiencia que vale la pena, ya que es única en América Latina. Algo así, solamente puede vivirse en otros dos lugares: Canadá y Atenas.

Otro lugar para visitar, es el Mercado González Ortega. Este mercado es representativo de Zacatecas, ya que fue uno de los primeros en construirse, en él trabajan artesanos y comerciantes que venden diversos productos gastronómicos y artesanales auténticos del estado como joyería de plata, cerámica, artículos de lana, dulces y vinos, entre muchas cosas más. Gracias a esto, el mercado se ha convertido en un lugar al que asisten turistas para realizar sus compras que no podrían encontrarse en ningún otro lugar.

También puedes ir a la ex Plaza de Toros San Pedro, la cual fue construida en 1866 y dejó de funcionar en 1975, debido a que otra plaza fue construida en las afueras de la ciudad, dejando a San Pedro en ruinas. Actualmente tiene la función de hotel, llamado Quinta Real.

Otro de los principales atractivos del lugar es el teleférico, el cual conecta a la ciudad con el Cerro de la Bufa desde 1979, año en que éste fue instalado. Es algo que no puedes perderte, ya que la vista que se tiene de la ciudad desde esta altura, es magnífica e inigualable.

También podrás visitar la Sierra de Órganos, en las gigantescas rocas se pueden observar increíbles esculturas naturales, moldeadas por la erosión del viento. En ella habitan desde pequeños animales como conejos y codornices, hasta feroces animales como pumas y coyotes. Si tienes suerte, también podrás observar al venado cola blanca.

Jerez de García Salinas, es un Pueblo Mágico a unos kilómetros de la capital. En este lugar podrás disfrutar de un paseo por sus calles llenas de color y ambiente. Si buscas algo más tranquilo, camina por el Jardín Rafael Pérez o visita el Santuario de nuestra Señora de la Soledad. Aquí también encontrarás el Museo Interactivo Casa Ramón López Velarde, el cual se encuentra en la casa en la que habitó el aclamado poeta nacional.

Una explosión de sabores

La excelencia y exquisitez de la gastronomía mexicana, jamás se pondrá en duda, por eso, cuando visites Zacatecas, no puedes dejar de probar los platillos típicos que ofrece el lugar. Uno de ellos son las enchiladas zacatecanas que, a diferencia de las enchiladas tradicionales, son preparadas con salsa verde de chile poblano, son bañadas en una salsa cremosa y se acompañan con lechuga.

Encontrarás otro delicioso platillo, conocido como asado de bodas, preparado con lomo frito de cerdo y bañado en salsa roja, que se prepara con tres tipos de chile frito: ancho, guajillo y mirasol. Es sazonado con manteca, canela, hoja de laurel, pimienta, clavo, cáscara de naranja, chocolate, azúcar y sal. Generalmente se acompaña con sopa de arroz y tortillas hechas a mano.

Estos deliciosos platillos se acompañan con mezcal de Huitzila, bebida típica de Zacatecas. Sin embargo, también vale la pena acompañarlos con los vinos provenientes de las bodegas zacatecanas.

Si te gustan los postres, entonces no puedes dejar de probar las típicas cocadas, las jerezanas, el ate, el jamoncillo, la miel de tuna, las melcochas, el camote, la biznaga, el chilacayote y la calabaza.

Fuentes:
www.cultura.gob.mx, www.ciudadespatrimonio.mx, www.zacatecastravel.com, www.visitmexico.com, www.travelbymexico.com y www.mexicodesconocido.com.mx

 

Comentarios

comentarios