Inicio Empresario Víctor Almeida: Empresario del Año

Víctor Almeida: Empresario del Año

Compartir

Víctor Almeida es Presidente y Director General de Interceramic, empresa líder en su rubro desde 1979. Este año la Asociación de Empresarios Mexicanos capítulo Dallas Fort Worth le otorgó el premio al Empresario del Año por su gran trayectoria. Originario de Chihuahua, Chihuahua, México, Almeida lleva 20 años radicando en Dallas, Texas, ciudad que lo ha acogido con gran apego.

El empresario creció en un ambiente bicultural, pues su niñez la vivió en Chihuahua. Posteriormente se trasladó a Nuevo México, EE.UU. y se graduó de la preparatoria en el New Mexico Military Institute. Posteriormente ingresó a la Universidad de Texas en Austin donde en 1979, a los 20 años, obtuvo el título de administración de empresas.

El inicio de la faceta empresarial

El padre de Almeida tenía negocios en El Paso, Texas, ahí fue donde comenzó su faceta de empresario. Un evento que tuvo impacto en la vida e ideología del director general de Interceramic fue haber conocido a Sam Walton y haber inaugurado junto con él varias tiendas Walmart en El Paso. “Él conocía muy bien a un socio nuestro y le seguí mucho la huella, leí mucho sobre lo que hacían [en las tiendas] y de ahí aprendí muchas cosas”, recuerda Almeida.

En 1982 tomó la Dirección General cuando detonaron las crisis en México. “Tuvimos que hacer cambios fuertes en toda la organización, había problemas serios, fue cuando me quedé de director general por primera vez. Ese año vendimos casi 10 millones de dólares”, comparte Almeida.

A finales de ese mismo año, Interceramic contaba con más de 200 empleados y al cabo de dos o tres años se recuperaron de la crisis. Poco a poco implementaron un estilo gerencial nuevo que surgió a raíz de un libro que marcó a Víctor Almeida: En busca de la excelencia: lecciones de las empresas mejor gestionadas en los Estados Unidos.

Durante la crisis de 1988 Almeida conoció a la persona que hoy en día es su socio principal: Alfredo Harp Helú. Desde entonces se hicieron amigos y socios, al igual que con su hijo Alfredo Harp Calderoni, quien desgraciadamente falleció hace tres años. “Era vicepresidente del consejo, participó mucho conmigo, era como mi hermano, socio y amigo, refiere Almeida.

Los inicios de Interceramic

En un inicio, el padre y el abuelo de Almeida poseían una fábrica de ladrillos para fachadas. Habían aprendido ya el proceso de fabricación de arcillas y de otros productos. En 1977 se embarcaron a Italia a buscar qué había de nuevo en el mercado, ahí surgió la iniciativa de crear una fábrica de pisos cerámicos. Una vez en México se instauró el proyecto y se compraron los dos primeros hornos y toda una planta para hacer pisos muy duros. “Fuimos el primer productor en todo Norteamérica que trajo esa nueva tecnología para pisos en los años 1977 y 1978; la producción arrancó en mayo del 79”, comenta Almeida.

Hoy en día, Interceramic es una gran empresa con más de 4 mil miembros que la forman y le dan fuerza y vitalidad. Es una empresa innovadora, siempre a la vanguardia en tecnología, mercadotecnia y distribución. “Fuimos el primer productor de pisos en México que sacó publicidad en televisión, catálogos completos; y somos el único en lanzar un sistema de franquicias”, recuerda Almeida. Actualmente cuentan con 240 salas de exhibición en México y han tenido un liderazgo indiscutible. Hace tres años abrieron el negocio y una red de distribución en China, donde ya inauguraron la tienda número 35.

El hombre detrás del empresario

Para el Empresario del año, innovación, servicio y calidad han sido la clave de su éxito, además de trabajo en equipo pues se colabora con mucha humildad, apertura, comunicación y con la filosofía de trabajar por la empresa, no individualmente. Almeida siempre ha vivido bajo un régimen de valores muy firmes: honradez, ética, profesionalismo y congruencia. “Que la palabra de uno cuente igual o más que un contrato firmado o sellado”, afirma Almeida.

Víctor Almeida y la Asociación de Empresarios Mexicanos

Respecto al nuevo capítulo Dallas-Forth Worth de la Asociación de Empresarios Mexicanos, Almeida piensa que es una gran oportunidad de organización para el grupo de empresarios mexicanos que por muchos años han buscado cómo estructurarse, tener un lugar donde poder establecer relaciones de negocios  para crecer y hacer una buena labor en beneficio de sus empresas. “Ha sido una inquietud de más de 10 años, y la forma de operar de la AEM llena exactamente la expectativas que aquí tenemos, entonces sí creo que va a tener mucha aceptación y que va a tener muy buen futuro”, comenta Almeida..

Premio Empresario del Año

Para el empresario, el ser reconocido como Empresario del Año por parte de la AEM-Dallas Fort Worth es un honor. “Uno nunca cree que merece reconocimientos de nada porque está uno envuelto en tratar de hacer las cosas mejor, salir adelante y tratar de ayudar a la gente que está trabajando alrededor, pero es un honor recibirlo;  estoy muy contento y encantado, todavía siente uno más la obligación de dar un ejemplo y apoyar a este tipo de asociaciones para que otros empresarios mexicanos tengan oportunidad de tener éxito y salir adelante”, concluye Almeida.

………………………………………………………………………………………………………………………………

Víctor Almeida: Entrepreneur of the Year

Víctor Almeida is president and CEO of Interceramic, a company that is leader in its sector since 1979. This year, the AEM-Dallas Fort Worth chapter granted him the Entrepreneur of the Year award for his impressive career. The businessman grew up in a bicultural environment in Chihuahua. He later moved to New Mexico and obtained his high school diploma from the New Mexico Military Institute. He went on to the University of Texas at Austin and received his bachelor’s degree in business administration in 1979.

The Beginning of an Entrepreneurial Facet

Almeida’s father owned businesses in El Paso, Texas where Almeida began his entrepreneurial facet. Having met Sam Walton and together inaugurating several Walmart stores in El Paso was an event that had great impact on the CEO’s life and ideology.

When he became the CEO in 1982, the economic crisis in Mexico began. By the end of that year, Interceramic had 200 employees and over the next two to three years they overcame the crisis. They slowly implemented a new managerial style which rose from a book Almeida had read: In Search of Excellence, Lessons from America’s Best-Run Companies.

During the crisis of 1988, Almeida met someone who to this day is his main partner: Alfredo Harp Helú. Since then they became not only partners but friends, together with his son Alfredo Harp Calderoni, who sadly passed away three years ago.

The Beginnings of Interceramic

Initially, Almeida’s father and grandfather owned a company that manufactured bricks for facades. They had already learned about clay and other product manufacturing processes. In 1977, they went to Italy looking for novelties in the market, and at that point the initiative to create a ceramic floor tile factory was born. Once back in Mexico, they bought two furnaces and a manufacturing plant.

Nowadays, Interceramic is a great company with more than 4 thousand members. It is an innovative company, always on the cutting edge of technology, marketing and distribution. Currently, they have 240 retail stores and have been indisputable market leaders. Three years ago, they opened the business and a distribution network in China where they have already inaugurated the 35th store.

Víctor Almeida and the Asociación de Empresarios Mexicanos

Regarding the new Dallas-Fort Worth chapter of the Asociación de Empresarios Mexicanos, Almeida thinks that it is a great opportunity for Mexican entrepreneurs to organize themselves because for many years they have been searching for a structure, a place where they can establish business relationships to help them grow and work in benefit of their companies.

Bookmark and Share

Comentarios

comentarios