Inicio Número 09 Jaime Serra Puche y los frutos de NAFTA

Jaime Serra Puche y los frutos de NAFTA

Compartir

“Es la mayor oportunidad que he tenido de ayudar a mi país. La experiencia fue extraordinaria y sólo fue posible gracias al grupo negociador que a mí me tocó encabezar”.

Jaime Serra Puche nació en la ciudad de México y es Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Nacional Autónoma de México, tiene una maestría en Economía en El Colegio de México y un doctorado en Economía en la Universidad de Yale. Fue Secretario de Comercio y Fomento Industrial, desde donde fungió como principal negociador de NAFTA, y Secretario de Hacienda y Crédito Público.

¿Cuál fue el trayecto que tuvo que pasar para llegar a dónde está?

He tenido mucha fortuna en mi trayecto profesional y, por tanto, la oportunidad de llevar adelante tareas en la vida académica, en el gobierno y en los negocios. Si tuviera que definir cuál ha sido la constante en esta trayectoria, diría que, en primer lugar, he tenido mucha suerte; segundo, que todos los trabajos que he desempeñado los he llevado adelante con pasión, que en mi opinión es la clave del éxito.

¿Cómo fue su experiencia al ser el principal negociador por México del TLC?

Haber sido el principal negociador mexicano del TLCAN, fue un privilegio. Es la mayor oportunidad que he tenido de ayudar a mi país. La experiencia fue extraordinaria y sólo fue posible gracias al grupo negociador que a mí me tocó encabezar. Fue un esfuerzo colectivo magnífico.

¿Cuáles son los logros que ha tenido el TLCAN después de 20 años?

Después de 20 años los resultados en materia de flujos comerciales y de inversión han rebasado todas las expectativas que tuvimos durante la concepción y negociación del tratado. Ha habido un proceso creciente de integración económica y, desde el punto de vista mexicano, un crecimiento muy notable de nuestras exportaciones manufactureras así como un flujo creciente de inversión extranjera directa. Hoy en día México es el principal proveedor de un sin número de productos del mercado estadounidense. México exporta hoy más que todo el resto de América Latina junta. Las exportaciones de  México son de alrededor de mil millones de dólares diarios.

¿De qué manera se ha fortalecido la relación económica entre México y Estados Unidos gracias al TLCAN?

El grado de integración de las dos economías ha crecido consistentemente. Hay una complementariedad muy notable entre ambas. De hecho se ha desarrollado un modelo de production sharing muy notable. Por ejemplo, de cada dólar que México exporta a Estados Unidos, hay 40 centavos de insumos estadounidenses, en contraste con las exportaciones chinas que sólo incorporan 4 centavos. Este sistema le da a la región norteamericana una ventaja competitiva frente a otras regiones del mundo.

¿Cuál es la tendencia que deben seguir México y Estados Unidos para que la relación se fortalezca?

Continuar con el esquema de production sharing, una mayor integración energética, mejores prácticas comunes en la actividad agrícola que explote las ventajas comparativas de cada país y, finalmente, encontrar una fórmula para aprovechar óptimamente la movilidad laboral.

¿Cuál es la importancia de la AEM en este contexto y por qué?

La AEM ha jugado y seguirá jugando un papel clave. Mientras que los gobiernos y las autoridades son los responsables de fijar las reglas, los que, en efecto,  exportan son los empresarios. Son el principal actor en este proceso de integración.

¿Expectativas de Nafta 20?

Celebrar 20 años de un éxito económico compartido por los tres países de América del Norte y discutir los pasos que estos tendrán que seguir para asegurarse que el éxito continúe.

………………………………………………………………………………………………………………………………

Jaime Serra Puche and the Fruits of NAFTA

“It’s the greatest opportunity I’ve ever had to help my country. The experience was exceptional and only possible thanks to the negotiating team I was selected to head.”

Jaime Serra Puche was born in Mexico City and has a degree in political science and public administration from the Universidad Autónoma de México, a master’s degree in economics from the Colegio de México, and a doctoral degree in economics from Yale.  He was Mexico’s secretary of trade and industry when he acted as main negotiator of NAFTA, and also served as Mexico’s secretary of finance.

What path led you to where you are now?

I have been very fortunate throughout my professional career having the opportunity to work as an academic and in the public and private sectors. If I had to define what the one constant has been throughout this journey I would say, firstly, that I have been very lucky; in second place, I have carried out all the jobs I’ve had with passion which, in my opinion, is the key to success.

What was your experience like as the main NAFTA negotiator for Mexico?

Having been the main NAFTA negotiator for Mexico was a privilege. It’s the best opportunity I’ve ever had to help my country. The experience was exceptional and possible only thanks to the negotiating group I was selected to head. It was a superb collective effort.

Which are NAFTA’s achievements after 20 years?

After 20 years, the results related to trade and investment flow have surpassed all expectations we had when conceiving and negotiating the treaty. The economic integration process has been growing and, from the Mexican point of view, a remarkable growth in our manufacturing exports as well as a higher flow of direct foreign investments has occurred. Nowadays, Mexico is the main supplier of countless products to the American market. Mexico exports currently more than the rest of Latin America combined, with exports adding up to a billion dollars each day.

How has NAFTA strengthened the economic relationship between Mexico and the U.S.?

The degree of integration of both economies has grown consistently. There is a remarkable complementarity between them. As a matter of fact, a very notable product-sharing model has been developed. For example, for each dollar Mexico exports to the U.S., 40 cents come from American raw materials, in contrast with Chinese exports which only incorporate 4 cents. This system gives the North American region a competitive advantage compared to other regions of the world.

What trend should Mexico and the U.S. follow in order to strengthen their relationship?

Continue with the product-sharing model; [seek] a greater energy integration, better common practices in agricultural activities; and finally, find a formula to make the most of the labor mobility.

What is the significance of the AEM in this context and why?

The AEM has played, and will continue playing, a key role. While governments and authorities are responsible of setting the rules, the actual exporters are the private businesses; they are the main actor in this integration process.

NAFTA20 expectations?

Celebrate 20 years of economic success shared by the three North American countries, and discuss the steps they must take to ensure it continues.

Bookmark and Share

Comentarios

comentarios