Inicio Estilo de Vida Gaby Vargas: Sé feliz con lo que tienes

Gaby Vargas: Sé feliz con lo que tienes

Compartir

“Perdona, ¿me puedes ayudar?”, le dice un pequeño pez a otro más grande. “Tú, que tienes más experiencia, ¿me puedes decir dónde puedo encontrar eso que llaman océano? Lo he buscado por todos lados y no lo encuentro”. “El océano”, le dice el pez más grande, “es el lugar donde estás ahora”. “¿Esto?”, le contesta el pequeño pez, decepcionado. “Pero esto es sólo agua. Lo que estoy buscando es el océano”.

Este breve cuento me gusta mucho, porque los seres humanos somos así, tal cual. No nos damos cuenta de la cantidad de bendiciones que la vida nos ha dado y, por lo general, sólo enfocamos nuestra atención en aquello que nos falta.

En esta época de reflexión, piensa que cada uno de nosotros es un milagro. Estamos vivos, tenemos ojos, oídos, pies y cerebro, entre otras maravillas. Y mientras haya salud, aire, agua y comida para vivir, el resto está en nuestras manos.

Si en este momento no estás apreciando tu vida, lo que tienes, tu trabajo actual, tus relaciones y tu salud, difícilmente lo harás mañana. Nuestra capacidad para disfrutar la vida está dentro de nosotros, no en el exterior. Lo felices que podamos ser no depende de nada ajeno a nosotros, sino de la forma en que escojamos vivir. Como decía Viktor Frankl: “Aun en prisión, nadie me puede quitar la actitud que tenga frente a la vida”.

Si eres una persona que necesita más para sentirse completa, aun cuando sigas acumulando, caerás en la trampa sin fin de seguir sintiéndote incompleta. El cuerpo que tenemos no puede poseer ni llevarse nada cuando se vaya. Todo lo que llega a nuestra vida es para servirnos, no para convertirnos en esclavos de ello.

Además, ¿sabías que aquello en donde enfocas tus pensamientos, se expande? Por ejemplo, piensa en cuando te da gripa. Si sólo te enfocas en ella, todo el día le comunicas a la gente lo mal que te sientes, y te autocompadeces, tu energía se va a la gripa que tanto te enorgullece. Sin embargo, si enfocas tu atención en todas las partes de tu cuerpo que están sanas, y les dices a los demás lo bien que te sientes, expandes tu bienestar y, aunque no lo creas, te sientes mejor.

Es un hecho que actuamos de acuerdo a nuestros pensamientos. Y estos pensamientos, literalmente, transforman la manera como vivimos. En consecuencia, si gastamos gran parte de nuestra vida en enfocarnos en aquello que no tenemos, que deseamos, que nos falta, es eso precisamente lo que expandiremos en nuestra vida: lo negativo y la frustración.

Algunas ideas para celebrar esta Navidad

1.- Celebra cada momento del día, piensa que no necesitas nada material para ser feliz.

2.- Haz un esfuerzo por agradecerle a Dios, a la vida, lo que eres y lo que tienes.

3.- Tómate unos minutos al día para observar en dónde enfocas tu atención, porque eso es lo que crecerá.

4.- En tus relaciones, concéntrate en lo positivo de las personas que amas, no en lo que les falta o no son. Muchos de los problemas en las relaciones se dan porque nos concentramos en aquello que les falta a los demás.

5.- Disfruta lo que haces hoy. Si no lo disfrutas, busca hacerlo. No traemos otra vida en la maleta.

6.- Convéncete de que eres una persona muy especial. Está bien sentir que te mereces todo aquello que te hace feliz.

7.- Abraza mucho y dile a tu gente cuánto la quieres. Te asombrarás de lo bien que te vas a sentir.

Nosotros, como ese pequeño pez, también estamos inmersos en la abundancia del océano. No necesitamos seguir buscando para encontrarlo. Es cuestión de darnos cuenta, de cambiar el enfoque de nuestras vidas, así como de apreciar y agradecer todo lo que tenemos. ¡Feliz Navidad!

Bookmark and Share

Comentarios

comentarios