Inicio Entrevistas Dra. María Hernández Ferrier

Dra. María Hernández Ferrier

Compartir

Nunca es tarde para vislumbrar el éxito

María Ferrier ha tenido una vida profesional llena de desafíos que ha logrado sortear con éxito. En febrero del año pasado, la Texas A&M University la invitó a formar parte de su Consejo Directivo como Presidenta de la institución, que apoya la educación en el sur de San Antonio. La deserción escolar en esta ciudad es muy grande, de ahí la importante labor que tiene la  Texas A&M en este aspecto.

La vida de la doctora Ferrier no ha sido fácil. Cuando tenía 30 años, su matrimonio se debilitó y terminó en un divorcio. Ella quedó a cargo de sus dos hijos pequeños y no podía aspirar a un mejor trabajo porque sólo había cursado el nivel medio superior.

Nunca pensó que la universidad fuera un lugar para ella. Su vida cambió cuando su jefe (trabajaba como auxiliar en un centro de rehabilitación mental) vio potencial en ella y se ofreció a pagar el primer semestre de su carrera profesional.

Alrededor de 1979, después de haberse graduado como Terapeuta y Orientadora educativa, llegó su primera experiencia profesional: María rehabilitaba a casi 180 niños que padecían problemas del habla. “Desde aquellos años, todos los trabajos en los que he participado han sido como un regalo”.

Este 2011 se vislumbra como un año de éxitos para la Dra. Ferrier y para la Texas A&M. Uno de ellos es la expansión de las ofertas educativas y el crecimiento del número de alumnos inscritos en la universidad.

“También continuaremos con la promoción del programa Military Embracing, dedicado a asegurar a los hombres y mujeres que  pertenecen al ejército y que han hecho mucho por nuestra nación, para que puedan ser miembros de una universidad a la que también puedan llamar su hogar”.

Para la Dra. Ferrier, lo mejor de ocupar el más alto cargo en esta universidad es la capacidad de poder ayudar a más gente. “La llave del éxito en este país es la educación. El hecho de saber que hemos formado a casi 2,800 profesionistas es para mí un honor y una gran fuente de alegría”.

………………………………………………………………………………………………………………………………

It is never too late to get a glimpse of success

Through her career, Dr. Maria Hernandez Ferrier has faced numerous challenges which she has successfully overcome. Last February, Texas A&M University (TAMU) invited her to join its administrative leadership as President of the San Antonio campus, which has the objective of promoting education amongst San Antonio’s citizens.

The life of Dr. Maria Hernandez Ferrier hasn’t been easy. When she was 30 years old her marriage ended, leaving her in charge of her two young children; furthermore, she couldn’t aspire to a good job because she only had a high school diploma.

Her life changed when her supervisor at work, recognizing her potential, offered to pay her first semester of college. In 1979, after graduating as a therapist, she successfully confronted her first professional challenge when she rehabilitated over 180 children with speech problems.

For Maria, the best thing about being the President of the University is being able to help other human beings. “The key to success in this country resides in education,” she says. “The fact that we have educated almost 2,800 professionals  constitutes a great source of happiness.”

Bookmark and Share

Comentarios

comentarios