Inicio Número 07 Careyes: Un paraíso oculto

Careyes: Un paraíso oculto

Compartir

“El mar, una vez que lanza su hechizo, te retiene en su red de asombro para siempre”.

Jacques Cousteau

Encuentra la relajación y tranquilidad que necesitas en medio de una de las mejores playas del mundo, rodeándote de una portentosa vegetación y teniendo una de las mejores vistas al Océano Pacífico.

Los estados de Jalisco y Colima tienen muchos atractivos, pero son sus impresionantes playas las que cautivan a turistas provenientes de Europa, Estados Unidos y Canadá. Mientras que Manzanillo y Puerto Vallarta atraen un turismo más comercial con su bullicio y movimiento, Careyes es un destino relativamente desconocido cuya riqueza se encuentra en la paz y serenidad que sus playas ofrecen.

Careyes ofrece a sus visitantes una experiencia inigualable con sus majestuosos paisajes, playas vírgenes y lujosos hoteles. Si buscas un lugar donde olvidarte de todo y disfrutar lo que la naturaleza ofrece, este destino es ideal para ti.

Uno de los lugares favoritos del Jet-Set internacional, Careyes ofrece un rango de actividades para quien lo visita, empezando por opciones tradicionales como jugar golf o ir a spas de primer nivel, o para los más arriesgados: excursiones ecoturísticas.

Un descubrimiento reciente

Este paraíso fue descubierto en los sesenta por el italiano Gian Franco Brignone, quien al sobrevolar el área quedó enamorado y tomó la decisión de dejar su vida en Europa y mudarse a Costa Careyes con el objetivo de establecer un exclusivo resort, preservando la naturaleza del entorno. Poco a poco fue atrayendo a famosas figuras de su tiempo, desde socialités europeas hasta estrellas de Hollywood.

Entre sus famosos visitantes están George Lucas, Tom Cruise, Madonna, Heidi Klum, Seal, Rafa Márquez, Giorgio Armani, Uma Thurman, Alice Temperly, Minnie Driver, Mick Jagger, entre otros que van en busca de un escondite alejado de paparazzis y libre de preocupaciones.

¿Dónde hospedarse?

Sin duda alguna, el mejor lugar es Costa Careyes, fundado por Brignone, cuya visión era crear un lugar único que combinara la majestuosidad del Mediterráneo con la característica amabilidad, apertura y hospitalidad de México.

En Costa Careyes hay varias opciones de alojamiento, los más codiciados son sus “Castillos”: tres casas con vistas espectaculares del Pacífico, cada una ubicada en una punta de la costa; éstas cuentan con un mayordomo, chef y staff de servicios exclusivos que aseguran una excelente estancia.

Por otro lado, está también la Villa Nido de Amor, cuya alberca parece ser una extensión del Pacífico. Si buscas algo no tan grande, también están las casitas que conforman una aldea de colores alegres, con jardines, y algunas también con alberca y jacuzzi. Éstas se encuentran cerca del club privado y el restaurante Playa Rosa. Finalmente, hay tres bungalows privados cerca de la playa, ideales para ir a nadar o disfrutar del sol.

Una opción al sur de Careyes: Cuixmala

Durante los años en los que Brignone se dedicó a impulsar Careyes, el famoso anglo-francés Sir James Goldsmith compró un terreno en la playa al sur de Careyes de aproximadamente 10, 117 hectáreas, donde construyó una gigantesca mansión que hoy día sus hijos transformaron en un lujoso hotel.

Cuixmala cuenta con una playa de 3 kilómetros, que ofrece a sus huéspedes diversas actividades como montar a caballo, bucear, o simplemente relajarse bajo el sol.

Para la comodidad de los que visitan Cuixmala, la propiedad ofrece la posibilidad de hospedarse en la casa principal “La Loma”, en villas privadas o en casitas. Todas brindan la máxima privacidad y el mejor servicio.

Un lugar sin igual

Independientemente de donde decidas hospedarte, las dos opciones te ofrecen toda la grandeza y elegancia de un destino exclusivo, que en palabras de Gian Franco Brignone es “un secreto bien guardado, sólo conocido por gente muy especial”.

Fuentes:

http://www.cuixmala.com/C/index.html

http://www.careyes.com.mx/indexesp.php

Comentarios

comentarios