Inicio Empresario Arturo Sarukhán

Arturo Sarukhán

Compartir

Por: Ari Santillán

Pocas son las personas que, desde jóvenes, tienen un plan de vida claro, que saben lo que quieren y luchan por conseguir sus metas; uno de ellos es Arturo Sarukhán, embajador de México en Estados Unidos con más de una década trabajando para el Servicio Exterior Mexicano.

BALAS DE PLATA

“El TLCAN no es una bala de plata que resolverá los problemas en México”

Estudió Relaciones Internacionales en el Colegio de México (Colmex) y cuenta con una maestría en Política Exterior de Estados Unidos por la School of Advanced International Studies (SAIS); ha sido condecorado por los gobiernos europeos de España y Suecia y, recientemente, ganó el premio Gesher 2012 otorgado por el Comité Judeoamericano (AJC, por sus siglas en inglés) por su contribución a la construcción de puentes y al fortalecimiento de los lazos de amistad entre la comunidad judía y la hispana en Estados Unidos.

Arturo Sarukhán es una persona con la mente fría, que conoce –mejor que nadie– la relación entre México y Estados Unidos; más ahora que se cumplen 20 años de la firma del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) entre Canadá, EE.UU. y México.

“Hay que ser muy claros, el TLCAN no es una bala de plata que va a resolver los problemas de crecimiento, inequidad social o pobreza extrema en México; el Tratado de Libre Comercio se diseñó y negoció como un instrumento para detonar un mayor flujo comercial entre ambos países y eso es lo que ha hecho; en ese sentido ha tenido un impacto muy importante”, afirmó el embajador mexicano y es que, como él lo dice, “el TLCAN marcó un antes y un después en la relación bilateral con EE.UU., porque detonó un cambio paradigmático en la relación, en la manera en la que entendimos la importancia de un destino y un futuro económico y social compartidos”.

Sarukhán afirmó –consciente– que “hoy por hoy, México es el segundo socio comercial de Estados Unidos (…) a diario se movilizan más de mil millones de dólares entre México y Estados Unidos” y no es para menos si alrededor de 40 por ciento del contenido exportado por ambos países contiene piezas hechas en el otro país, “estamos hablando que ya no exportamos mercancías mexicanas o estadounidenses, estamos exportando productos norteamericanos, y ni siquiera en la Unión Europea existe este nivel de integración de las cadenas productivas”.

Lazos irrompibles, empresarios mexicanos en EE.UU.

Para el embajador Sarukhán, iniciativas como la Asociación de Empresarios Mexicanos (AEM), “son importantísimas” y profundiza que “en América del Norte nos tenemos que dar cuenta que ésta es una relación con una multiplicidad de actores, que el poder ejecutivo de México y Estados Unidos no deben tener el monopolio de la relación bilateral y en ese sentido el sector privado mexicano y estadounidense juegan un papel muy importante”; para Sarukhán “la AEM tiene una doble virtud: primero le demuestra a los estadounidenses que los empresarios mexicanos están generando empleos y oportunidades económicas en EE.UU.; y segundo, al trabajar como co-accionistas del bienestar de nuestra comunidad en EE.UU. están demostrando que hay un alto sentido de corresponsabilidad social (…) México está generando empleos, inversión, está comprando empresas en EE.UU. y las está haciendo más eficientes, y pequeños y medianos empresarios en todo el país están invirtiendo y generando riqueza, bienestar y trabajos en EE.UU., en este sentido, la AEM está jugando un papel de punta de lanza”.

NAFTA20

El diplomático mexicano comentó sobre el interés que tiene en participar en la cumbre NAFTA20 en la que se realizará un balance del TLCAN y, además, se presentarán los proyectos a futuro: “Es un momento muy importante para celebrar lo que se ha logrado, pero también para hacer una evaluación objetiva y crítica de lo que no ha funcionado: ¿cómo se debe mejorar?, ¿cuáles son los siguientes pasos? y ¿cómo podemos acoplar todo lo que se ha hecho de manera exitosa?”.

………………………………………………………………………………………………………………………………

Silver Bullet “NAFTA is not a silver bullet that will solve the problems in Mexico”

There are only few people, who from an early age know what they want and strive to reach their goals. Arturo Sarukhán is such a person. He is the Mexican ambassador to the United States with more than a decade’s experience in the Mexican Foreign Services.

He earned a bachelor’s degree in international relations from the Colegio de México and a master’s degree in United States Foreign Policy from the School of Advanced International Studies; has been decorated by the governments of Spain and Sweden, and recently received the Gesher 2012 award granted by the American Jewish Committee for his contribution in building bridges and closing the links of friendship between the Jewish and Hispanic communities in the U.S.

Arturo Sarukhán understands the existing relationship between Mexico and the United States; now more than ever when we celebrate 20 years from the signing of the North American Free Trade Agreement (NAFTA) between Canada, the U.S. and Mexico.

“We must be clear, NAFTA is not a silver bullet that will solve the problems concerning growth, social inequality and extreme poverty in Mexico,” the Mexican Ambassador says. “NAFTA was designed and negotiated as an instrument to detonate a greater flow of trade between both countries and that is what it has achieved; there is a significant impact in this sense.”

Unbreakable Ties, Mexican Entrepreneurs in the U.S.

For Ambassador Sarukhán, initiatives such as the Asociación de Empresarios Mexicanos (AEM), “are very important” and adds:

“In North America we must acknowledge that this relationship has multiple actors, that the Mexican and American executive powers should not own the monopoly of the bilateral relationship and, in this sense, the private sectors in both countries play a significant role.

“The AEM has a double virtue: first, it shows the Americans that the Mexican entrepreneurs are generating jobs and economic opportunities in the U.S.; and second, working as co-shareholders of our community’s well-being in the U.S. they show a great sense of social co-responsibility.

“Mexico is generating jobs, investments, is acquiring companies in the U.S., and is making them more efficient, and small- and medium-sized entrepreneurs throughout the country are investing and generating wealth, well-being and jobs in the U.S.; in this sense, the AEM is playing a role in the forefront.”

The Balance: NAFTA20

The Mexican diplomat talked about his interest in participating in the NAFTA20 summit where a NAFTA balance will be carried out and where, also, the future projects will be presented.

Bookmark and Share

Comentarios

comentarios